Ibby, Organización Internacional para el Libro Juvenil

Ibby, Organización Internacional para el Libro Juvenil

Jelia Lepman, periodista alemana de origen judío, comenzó su carrera como escritora de libros infantiles, época en la cual también publicó una obra de teatro para niños. Igualmente, estuvo relacionada con grupos de acción feminista, hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando se truncó su camino, por lo que en 1936 decidió irse de Alemania a Inglaterra.

Luego viajó a Estados Unidos a buscar ayuda que le aportara para avanzar en uno de sus propósitos: hacer de la cultura, una herramienta poderosa para sembrar la paz en el mundo. Junto con lo anterior, buscaba crear una Biblioteca Internacional de la Juventud en Alemania. De vuelta en su país natal, recibió respuesta de la Fundación Rockefeller con lo que necesitaba para cumplir su misión. Lo logró y el lugar se convirtió en un templo para niñas, niños y jóvenes, en donde pudieron viajar entre aventuras y personajes mágicos, escapando de una historia que los había marcado. Se realizaban talleres de pintura, obras de teatro, cuenta cuentos. Y ya en 1951, se organizó el congreso Entendimiento Internacional a través de los Libros Infantiles y Juveniles.

Lepman se retiró en 1957 y se dedicó a escribir su autobiografía. Falleció en Zúrich en 1970, sin embargo, su legado sigue vivo y se agradece su labor, ya que su esfuerzo permitió que millones de niños y niñas en el mundo, disfrutaran con el mundo de los libros infantiles.

Y fue ahí mismo, en Zúrich, donde se fundó la Organización Internacional para el Libro Juvenil (Ibby por las siglas en inglés de International Board on Books for Young People). Grupo internacional interesado en fomentar la lectura infantil y en dar la oportunidad de tener acceso a libros con altos estándares literarios y artísticos. Asimismo, fomenta la publicación y distribución de libros infantiles, estimula la investigación y el trabajo académico en este campo de la literatura infantil, protege y defiende los derechos del niño según la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño.

Actualmente – con su sede en la ciudad suiza, Basilea- está compuesta por 75 Secciones Nacionales. Representa a países desarrollados en relación a los programas de alfabetización y publicación, así como a otros con pocos profesionales dedicados al tema, que están haciendo un trabajo pionero en la publicación y promoción de libros infantiles.

Cada dos años, IBBY entrega el Premio Hans Christian Andersen (escritor y poeta danés, famoso por sus libros infantiles) durante una ceremonia en el congreso bienal. En Bookbird, revista propia de la organización, es donde aparecen los nominados. Ese es el más alto reconocimiento internacional para un ilustrador y escritor, que han creado obras que constituyen una gran contribución a la literatura infantil y juvenil.

Lee nuestros posts anteriores, aquí.